PAINTINGS – MEXICO

En el 2004, Stano Cerny tiene la necesidad de experimentar nuevas sensaciones que alimenten y enriquezcan su obra, es así como decide viajar a México, en busca de un lugar que ampliara su gran impulso por conocer sobre las culturas ancestrales y los misterios que estas contienen, de relacionarse con comunidades indígenas, vírgenes y originales. Es en
la península de Yucatán donde decide instalar su segundo taller personal, en un entorno completamente natural, selvático, místico y exótico, que le aporta un gran soporte en su estudio del color, las formas de la naturaleza y la magia que le brinda un grado inusual de “inspiración” y entendimiento.

Sac-Be, camino blanco traducido en lengua maya, es el nombre que recibe el lugar donde se gestan la mayoría de sus obras producidas en México. Nos situamos en una torre, en donde se puede vislumbrar la selva de Yucatán como un tapete hecho de fibras naturales, el ocaso y la inmensa gama de tonalidades del cielo, por las paredes se enredan de forma natural algunas lianas de flores de la pasión, maracuyá, crecen papayas y platanares inmensos que rodean el taller, el sonido de la selva, el canto de las aves o el respirar de la tierra durante la noche silenciosa… Si sales encontraras el camino blanco de tierra caliza que de manera sutil te lleva a visitar inmensas cuevas subterráneas cubiertas de agua dulce y cristalina, bien conocidos por el nombre de cenotes a los que antiguamente los mayas decían era el vientre de la “Pacha Mama” o madre tierra en donde se gesta el principio de la vida sobre la tierra. Este es el panorama del taller al que él considera su gran escultura, su obra maestra. Obras como “Cactus head” (Cabeza de cactus) o “Mosquito”, son obras de su mas tardío periodo, donde vemos claramente la fuerte influencia del trópico.

Encontraremos desde este punto una y otra vez, figuras repetidas haciendo alusión a shamanes, pirámides, hombres y mujeres indio-africanos, rodeados de mensajes que conectan lo simbólico y lo universal. El arte prehispánico se convierte en una fuente enorme de inspiración para Cerny y la mitología mexicana enmarca una etapa de símbolos, signos y formas donde el artista logra conectarse con la tierra, con la vida y con el universo mismo.

Es así que la magia de la tierra mexicana se convierte en parte del lenguaje que adoptan las obras del ultimo periodo de Stano Cerny, encontramos colores cálidos, fuertemente contrastados, flores y plantas exóticas con cualidades humanas, mujeres con una gran belleza natural, propia del entorno selvático, la obra se convierte en un respiro de la tierra, en donde se puede percibir hasta la humedad de la noche posterior a una gran tormenta.

Daniela Alicia Jauregui
( Mexico 2013 )